Página de contenido económico

viernes, 20 de noviembre de 2015

LA PARADOJA DEL FINANCIAMIENTO



POR LA ESPIRAL
Claudia Luna Palencia



-La paradoja del financiamiento


Al mercado de valores casi siempre se le analiza más superficialmente por el lado de los defectos que potenciando sus virtudes, que las tiene claro, por ser un incuestionable grifo del financiamiento empresarial.

Y si hay empresas que ensanchan y se hacen fuertes eso  teóricamente redundará en mayores empleos derramando así beneficios positivos en la demanda interna y en el ciclo económico.

Precisamente desconocer este  círculo virtuoso lleva a que inputs y outputs alrededor del mercado bursátil  se constituyan en una barrera en contra de las empresas para que se acerquen a cotizar en bolsa así como en el desestimiento de los inversionistas para participar. 

Hay mucho en derredor que en vez de comunicar acertadamente se convierte en óbice para propulsar la participación bursátil. A derrumbar esta tapia va dirigido uno de los mensajes emitidos el día de ayer por Antonio Zoido, presidente de Bolsas y Mercados Españoles (BME) durante la inauguración del 17 Foro Latibex organizado en Madrid y  al que asistieron destacadas empresas mexicanas y de América Latina.

En opinión de Zoido uno de los retos más complejos para un mercado consiste en propiciar que la información económica y financiera que generen sus compañías sea difundida de modo eficaz y analizada adecuadamente por los inversores para poder tomar las mejores decisiones posibles.

"Al igual que la falta de conocimiento sobre las empresas más pequeñas supone una barrera para su acceso a los mercados, la ignorancia de muchos inversores europeos sobre las empresas de América Latina implica un posicionamiento en las mismas muy inferior al que correspondería  por el tamaño económico de la región", señaló el directivo.

La esencia del Latibex, su corazón y palpitar, es coadyuvar a  que las empresas latinoamericanas puedan acceder a financiarse en euros y unir a inversionistas europeos, su capital,  con el otro lado del Atlántico.

Para América Latina, sus empresarios, se trata de una fuente amigable de oxígeno considerando toda la larga ristra de escollos presentes obrando en contra del acceso de éstos a los mercados de capitales. 

En consideración, la región tiene sistemas financieros subdesarrollados incluso en relación con sus fundamentos macroeconómicos por eso, dijo Zoido, el acceso a la financiación de las empresas, sobre todo las de menor tamaño es limitado y ello restringe su capacidad productiva y de crecimiento.

En el caso de América Latina, conviene recordar que solo el 40% de las pequeñas empresas y un 70% de las grandes manejan crédito, según datos de la Cepal y el Banco Mundial.

"Por todo ello, la contribución de las bolsas podría ser, como en otras partes del mundo, esencial para equilibrar las fuentes de financiación, al menos las de las compañías más grandes. En los últimos cuatro años las bolsas de México, Brasil, Chile y Perú han acumulado 150 mil millones de dólares en ampliaciones de capital, si bien en 2014 y 2015 la tendencia se ha frenado".

No obstante, aquí viene el dato más relevante, el de la sintomatología focalizada: "Es llamativo que estas cuatro bolsas, cuyo tamaño agregado por capitalización dúplica al de la bolsa española, aportaron  un 27% menos de financiación en los últimos cinco años y menos de la mitad que ésta en 2014", reveló Zoido.

La otra cara de la moneda es la bolsa española que ha contribuido en un impulso desmedido para apuntalar a su sector empresarial aún en tiempos de crisis, los datos proporcionados en el Latibex revelaron que, en los últimos cinco años, el mercado accionario aportó más de 215 mil millones de euros desde 2011.
A COLACIÓN
Al cónclave llegaron directivos generales y responsables de área latinoamericanos, los que levantaron la insignia de México coincidieron en enviar un mensaje cargado de optimismo acerca del panorama azteca así lo hicieron: Francisco Zinzer, director general de Grupo Hotelero Santa Fé; Gustavo Cano, director general de Fibra; Armando Santacruz, director general  de Grupo Pochteca; Delia Paredes, directora ejecutiva de Análisis Económico de Grupo Financiero Banorte: Elena Nieto, gerente de Estudios Económicos de Cemex;  Frank Aguado, director de Crédito de Grupo Financiero Inbursa.

Se habló de México como la tierra prometida -la de más oportunidades- la que cuando media América del Sur se desploma allí está aguardando como novia prometida por el maná de los inversores. Y es que cuando México crece un 2.5%, Brasil retrocede en la misma proporción. Además el país tiene una inflación controlada mientras la carioca se sitúa en el 10 por ciento.

Aunque a todas las economías latinas les ha pegado  la devaluación de sus respectivas monedas frente al dólar (el real ha perdido un 30% y el peso mexicano un 23%) el panorama para 2016 mantiene un ritmo de crecimiento para México en torno a un 2.7 por ciento.

Si bien se atisba un claro escenario de incertidumbre internacional en 2016,  la invitación de todos los participantes mexicanos fue la de animar a los inversores españoles a invertir tanto por la vía del mercado bursátil como de la inversión directa. Que se conviertan fehacientemente, en ese grifo que filtre el caudal de dinero que todo empresario requiere para hacer más fuerte al niño que ya gatea y que ahora pretende correr en la maratón de la globalización.


No hay comentarios:

Publicar un comentario