Página de contenido económico

jueves, 28 de enero de 2016

El tormento del bullying





El bullying es un asunto cotidiano que desafortunadamente crece en España afectando a niños y jóvenes vulnerándolos fundamentalmente en el tránsito de la adolescencia. 

Existe  una cascada de casos que ameritan tomar medidas mucho más serias, lamentablemente está incrementando el suicidio relacionado con el acoso escolar que se ceba en los chicos más débiles que, por una u otra causa, van siendo excluidos del grupo escolar y de la convivencia cotidiana por sus propios compañeros de clases.

Muchos de los afectados terminan abandonando su centro de estudios y hasta abandonándose a ellos mismos a tal extremo de buscar una puerta falsa y dolorosa como la muerte. Los datos son escabrosos, la Fundación ANAR documenta que en España se ha multiplicado el bullying.

De los más de 380 mil reportes de afectados por esta violencia contra los menores,  un número importante está directamente relacionado con el acoso en las aulas. El problema hay que atajarlo de alguna forma, es impostergable y no puede  haber  más prórrogas de impunidad para los muchachos que dañan así a sus propios compañeritos.

Durante una de las jornadas de Scholas Occurrentes conocí a Pablo un chico que dio su testimonio desgarrador de sus varios intentos de suicidio desde pequeño debido al bullying; su mejor amiga se suicidó, se aventó por la ventana.

Cuando escuchas a este joven valiente del centro escolar de San Ignacio de Loyola, sobreviviente de una pesadilla, narrar su odisea en el círculo de rechazo y humillación que le atrapó "por ser entonces gordito";cuesta trabajo contener las lágrimas. 


No hay comentarios:

Publicar un comentario