Página de contenido económico

miércoles, 27 de enero de 2016

VALIJA DE VIAJE


POR LA ESPIRAL
Claudia Luna Palencia
@claudialunapale


-Valija de viaje


La Feria Internacional de Turismo (Fitur) en Madrid se ha convertido en el relicario  del sector turístico internacional, la cada vez más amplia "industria sin chimeneas" para beneplácito del ocio y la cultura. 

Viajar, por antonomasia, es un placer; es uno de los grandes regocijos para todos  los sentidos y afortunadamente su gama es tan amplia, como la oferta de destinos que paso a paso va ampliándose en la dimensión de un mundo más abierto y menos equidistante.

Hay países que certeramente han dado en la diana para convertirse en verdaderos imanes de masas de viajeros con el menoscabo de robarle protagonismo a muchos otros países quizá mejor dotados en naturaleza  virginal y recursos naturales, empero, menos eficaces en infraestructura.

Como sea,  el turismo es el gran sector simpático de la economía que sin dar valor agregado, cada vez se posiciona en una piedra angular del sector terciario de la producción. 

Así los servicios detonados a su alrededor, como actividad, son la minerva del desarrollo para muchos países emergentes necesitados de divisas y sin lugar a dudas el motor dinamizante de las economías industrializadas.

Quizá por ello el especial seguimiento cuidadoso y meticuloso que realiza  la Organización Mundial del Turismo (OMT) a través de un barómetro a fin de captar cualquier indicio que llegara  a marcar un cambio de tendencia y analizar la conjugación de las diferentes y muy amplias variables tanto  objetivas como subjetivas que impactan en las decisiones de los potenciales viajeros.

En materia turística hay gusto para todos, el universo de opciones es tan amplio como ancho es el océano abisal y se puede encontrar alternativas en los sitios más rústicos como en los más exclusivos. 

Hace unos días, Taleb Rifai, secretario general de la OMT, difundió que el año pasado aumentó 4.4% el turismo mundial al registrarse el trasiego de un mil 184 millones de viajeros; 50 millones más que el número de 2014. 

Es una pena que el 85% de la población mundial no haga turismo  y podemos inferir sea por causas económicas y otras razones más; para los que tuvieron la fortuna de realizarlo, el terrorismo se ha convertido en una premisa cada vez más presente en el momento de decidir a dónde ir.

Aunque es verdad, el argumento es que ya no hay argumento, para focalizar al terrorismo en un sitio o determinada parte del mundo aunque no ha restado libertad de movimiento.
A COLACIÓN
A la pasada cita anual de FITUR en Madrid asistieron más de 232 mil visitantes, un récord de audiencia para una de las ya imprescindibles citas para oferentes  y demandantes vinculados con el turismo, su placer y ocio. 

Bajo sus paredes, Enrique de la Madrid Cordero, titular de la Secretaría de Turismo (Sectur) reconfirmó que México el año pasado recibió más de 31 millones de turistas un dato muy bueno que para 2016 podría crecer hasta poco   más de 35 millones.

Aunque si lo comparamos con los resultados de España habrá quienes se den de bruces incapacitados por descifrar el complejo algoritmo de por qué hay personas que eligen más viajar a España que al país azteca. 

El año pasado, España recibió 68 millones de turistas, según han informado las autoridades correspondientes de forma preliminar lo que implicaría para la economía ibérica batir todos sus referentes y confirmar un lugar de honor muy destacado en el Olimpo de los  destinos del turismo mundial.

La gran interrogante, desde siempre, con la que se juega constantemente empero sin encontrar la respuesta acertada es, ¿qué le falta a México para catapultarse hacia ese Olimpo? Porque cualidades las tiene todas con sus sobradas playas azul turquesa. 

En su momento se lo pregunté a Claudia Ruiz Massieu, cuando era titular de Sectur  y ella respondió: "Hicimos un diagnóstico de nuestros 44 destinos prioritarios para poder determinar cómo están en relación a una serie de indicadores comunes como: conectividad, transporte, calidad de servicios, acceso a Internet, por mencionar algunos. En el mercado internacional, buscamos colocar de mejor manera la diversidad de la oferta turística nacional; estamos volteando la vista a mercados emergentes donde queremos posicionarnos de manera más sólida. Y estamos desarrollando el Sistema Nacional de Certificación de Sectur, trabajando muy de cerca con la iniciativa privada. Buscamos que estas certificaciones realmente brinden al turista una certeza del tipo de servicio que puede esperar."

No hay comentarios:

Publicar un comentario