Página de contenido económico

miércoles, 3 de febrero de 2016

DESEMPLEO SIN PACTOS

POR LA ESPIRAL
Claudia Luna Palencia
@claudialunapale

-Desempleo sin pactos

A estas horas... España sigue sin Gobierno  son 44 días en vilo para la nación ibérica en la que los ciudadanos que acudieron a las urnas viven sumidos en un torbellino de desencanto porque el ganador de las elecciones -el presidente Mariano Rajoy- no lo hizo con la contundencia suficiente en número de escaños lo que le impide gobernar  por  mayoría absoluta y le obliga a buscar pactos en un escenario postelectoral en el que nadie quiere pactar con él.

Y el tiempo no frena su marcha como tampoco el cúmulo de problemas por  resolver y los desafíos sociales por atender. Ayer, el Rey Felipe VI le encargó al socialista Pedro Sánchez, del PSOE, intentar una formación de Gobierno con las distintas fuerzas a fin de romper el enrocamiento de la política española de las últimas semanas.

Hay que  decirlo con todos los bemoles, enero empezó con el pie izquierdo para España desde las dificultades políticas, los movimientos espasmódicos de la Bolsa de Madrid que en el primer mes del año acumuló una caída superior al  10% y las noticias negativas de presiones en la prima de riesgo aunadas a la confirmación de lo evidente: el  desempleo  es el clavo en el corazón de la economía ibérica.

¿A alguien le sorprende el incremento del paro en enero? Siendo realistas la economía española en el sector servicios está siendo reactiva al empleo estacional, esto es, la contratación temporal para determinadas épocas del año.

Algunas son ya muy marcadas: las estivales en las que restaurantes y hoteles demandan mayor personal; y las de invierno de cara al fin de año en las que incrementa el consumo directo en tiendas departamentales. 

Pero después de cierto alivio el verdadero rostro desdibuja la incapacidad de la economía por generar empleos estables y fijos más allá de la  grisácea incertidumbre de la temporalidad. "El paro aumentó en enero en 57 mil 247 personas tras el fin de la campaña de Navidad".

La falta de certezas y una reforma laboral bastante cuestionada mantienen en el desempleo  a 4 millones 150 mil 755 personas registradas en las distintas oficinas de los servicios públicos de empleo.

De acuerdo con datos del Ministerio de Empleo a la fecha hay 17 millones 104 mil 357 cotizantes en la Seguridad Social, recordemos que varias de las principales promesas de campaña (por parte de todos los candidatos de todas las marcas y colores) es precisamente combatir el drama socioeconómico  del enorme desempleo.

De hecho el Partido Popular (PP) prometió que si gobernaba por otros cuatro años elevaría esos 17 millones a 20 millones de personas cotizantes, como parte de su programa 20-20.
A COLACIÓN
Se está cocinando toda una generación de jóvenes postcrisis que acuden  desesperados a contratarse "de lo que sea"  por dos o tres meses para tener un oxígeno momentáneo para pagar sus deudas, juntar algo de dinerillo para el día a día. 
Es un  grueso humano con un mayor potencial muchos con una licenciatura en el bolsillo pero en la España de hoy en día lo que hay ahí enfrente es trabajo a destajo mal pagado con poco privilegio a la preparación. 

Y sigue estando, junto con Grecia, en el dolorosísimo sitio de los países con mayor desempleo de Europa. Las cifras de Eurostat lo constatan: la eurozona cerró 2015 con una tasa de paro del 10.4% y fueron Grecia (24.5%) y España (20.8%) los más aquejados por dicha problemática. 

La desesperanza de un túnel al que no se le ve salida porque estructuralmente la economía española necesitaría crecer por lo menos seis años  de forma constante arriba del 3% para absorber a todos los desempleados registrados y a los extraoficiales.

En todo el conjunto de la Unión Europea (UE) formada por 28 países, la Eurostat, informa que hay 21.94 millones de desempleados una gran mayoría localizados en los países del Mediterráneo. 

Por lo que de darse el enfriamiento económico que ya anticipa el Fondo Monetario Internacional (FMI) para la economía mundial desde luego que para la todavía convaleciente economía europea no será ninguna buena noticia y España, la cuarta economía de la eurozona, no puede cantar albricias... menos con el desbarajuste político que enfrenta casi al borde de otras elecciones.

No hay comentarios:

Publicar un comentario