Página de contenido económico

domingo, 27 de marzo de 2016

ENTREVISTA EXCLUSIVA CON EL DIRECTOR DEL DEPARTAMENTO DE ESTUDIOS SOBRE TERRORISMO




"El terrorismo nos acompañará todo el siglo XXI"

Por Claudia Luna Palencia
@claudialunapale


El mundo se ha convertido en una vorágine de psicosis  reubicando nuevamente al terrorismo de grupos extremistas con una ideología explícita en el ojo del huracán y en el foco de preocupación de las agendas de seguridad interna y estratégica de muchos gobiernos de buena parte del planeta.

Y tal parece que, como ciudadanos de la pequeña gran aldea global, deberemos acostumbrarnos a vivir con esta herida: "Sin lugar a dudas, aunque ahora se comenzarán a hacer las cosas bien, esta amenaza nos acompañará todo el siglo XXI", afirma José María Gil Garre, director del Departamento de Estudios sobre Terrorismo del Instituto de Seguridad Global.

 Bajo la expresión más horrenda del yihadismo del Estado Islámico (ISIS, ISIL o DAESH)  son reclutados miles de afiliados a través de las redes sociales convertidos en voluntarios para engrosar sus filas tanto en Irak como en Siria a tal punto de convertirse en una tropa de 30 mil personas.

Concentrado un poder económico, obtenido poder militar  así como la conformación de un ejército reúne todos los elementos para ser catalogado como una advertencia para la frágil paz global, que algunos políticos empiezan a advertir como un desencadenante para una Tercera Guerra Mundial.

Para Gil Garre se trata más bien de un escenario de guerra novedoso de dimensiones internacionales desplegado de forma asimétrica. "Estamos quizá ante lo que podemos calificar de nuevo paradigma, no se trata de guerra con fronteras o ejércitos definidos", dijo.

En ese trasvase de fronteras, el terrorismo unicelular,  implica un serio desafío  tanto nacional como internacional para contar con un frente común contra un enemigo que funciona hasta como un lobo solitario.

México no está exento de las advertencias del grupo anarcoterrorista que busca pulverizar las libertades y a todos los seres humanos que no piensan ni sienten como ellos. Buscan sembrar la semilla del odio para cosechar  la destrucción de la Civilización.

En esa tesitura, para el experto en terrorismo yihadista, hay una -cada vez más intensa- comunicación por redes sociales de elementos del terrorismo yihadista con Latinoamérica.

"Conocemos de chilenos, brasileños y de otros países que están incorporados a las estructuras terroristas o se vinculan con ellas. Latinoamérica está en el horizonte de este fenómeno criminal. Si la región  cree que es ajena al mismo se equivoca, si analizamos con detalle algunas cuestiones veremos la porosidad que existe", advirtió.

La ventana que domina el ISIS es la de la realidad virtual desde allí, subraya Gil Garre, adoctrinan, ideologizan, fanatizan, captan, se financian y extienden su terror.

Con un contexto desdibujado, ¿cómo se avizora 2016? Gil Garre lo responde en  una entrevista exclusiva con la periodista y escritora Claudia Luna Palencia: "Se va a mantener la misma situación con amenazas,  atentados y respuestas cortoplacistas."



¿Podemos hablar del terrorismo como una industria global? 
"No soy partidario de adherir nuevas nomenclaturas al terrorismo de etiología yihadista, por lo tanto yo no lo calificaría nunca de industria. Es un fenómeno criminal de carácter internacional que ciertamente mueve cantidades económicas que son difíciles de precisar. El terrorismo yihadista se interrelaciona con otros elementos del amplio espectro criminal: desde el narcotráfico, al tráfico de personas; desde el contrabando de tabaco a los secuestros o al tráfico de armas. El DAESH o ISIS domina un territorio, en el que ha generado una economía interna, con el petróleo e  impuestos.
La globalización económica llegó al mundo del crimen y de la violencia antes de que operara plenamente tal concepto en las relaciones internacionales."




Ideológicamente, ¿qué quiere el ISIS destruir a Occidente? ¿Dominar Medio Oriente? ¿Acabar con Israel? O todo  es el control del petróleo...

"Mantiene un discurso pseudo religioso, en el sentido de conquistar el mundo para la creación de la Ummah, es decir, una comunidad mundial en donde el Islam, una incorrecta interpretación del Islam, impere. Quieren que los infieles se conviertan o mueran. Esta gente no plantea ni siquiera una posición de diálogo, y cuando observo a políticos en posiciones de buenismo frente a este fenómeno me sorprende. ¿Alguien puede llegar a pensar que se puede negociar con quien se dedica a decapitar a seres humanos?."



¿En qué es diferente el terrorismo del ISIS respecto de grupos como Septiembre Negro, ETA  o el IRA?

"El terrorismo del ISIS no es diferente del de Al Qaeda, digamos que estos dos son actores singulares dentro de ese fenómeno. Tiene una motivación o justificación falaz en lo religioso, una teleología (objetivo final) global, actúa de manera internacional. Los grupos que usted me cita son expresiones terroristas con motivación política pura, vinculada a pretensiones sociales de ámbito definido, especialmente el soberanista respecto de un territorio. En el caso del terrorismo yihadista, el territorio que ambicionan es el mundo."


¿Realmente el ISIS es una bifurcación de Al Qaeda  y cuál es su nexo con Boko Haram?

"El ISIS es el acrónimo de Islamic State Irak and Siria, es decir Estado Islámico de Irak y Siria; este sería el nombre anterior al de Estado Islámico. El ISIS es la evolución del grupo que conocimos como Al Qaeda en la tierra de los dos Ríos, o lo que es lo mismo Al Qaeda en Irak, grupo que surge en el contexto de la guerra organizada por Estados Unidos contra Irak en el año 2003, basada en mentiras como la existencia de armas de destrucción masiva o la amenaza yihadista en la Irak de Saddam Hussein.
 Así pues, la respuesta, es afirmativa, es un grupo terrorista que nace de la estructura internacionalizada de Al Qaeda. Boko Haram es un grupo terrorista, vinculado al terrorismo yihadista, que estaba vinculado a Al Qaeda y que ahora ha rendido pleitesía al DAESH y a su pseudocalifa, Abu Bakr Al-Baghdadi".


¿Por qué Occidente ha demorado tanto tiempo en reaccionar contra esta lacra?

"Occidente y, en general, la Comunidad Internacional debe ser acusada de mantener una conducta errática en relación con el terrorismo yihadista,  responde de manera simplista frente a un fenómeno muy complejo. Se apuesta por soluciones bélicas solamente cuando esta amenaza  multidimensional requiere respuestas poliédricas. Allá donde el terrorismo se manifiesta de forma bélica habrá que responder bélicamente y donde se expresa asimétricamente, como terrorismo puro y duro, no cabe más que inteligencia, policía y jueces. Pero no solo basta con este tipo de respuestas, hay que añadir cambios sociales, educativos y culturales. Estamos ante un fenómeno muy complejo y amenazante que nos va a acompañar durante años."

 ¿Lo que estamos viviendo ahora son las consecuencias del 11-S o el fracaso de la Primavera Árabe?

"El 11-S, por el tipo de atentado y consecuencias del mismo fue un punto de inflexión pero el terrorismo yihadista ya había intentado -años antes- derribar las Torres Gemelas. Occidente viene sufriendo atentados, en la expresión que hoy conocemos, desde los años ochenta. El fracaso de las denominadas 'Primaveras Árabes' es causa de la intensificación de este terrorismo. En primer lugar llamamos primaveras árabes, como si aquellas revueltas se produjeran en un único contexto, como si Egipto fuese lo mismo que Siria, o Túnez lo mismo que Libia. El simplismo con el que los periodistas y medios de comunicación tratan estas cuestiones es lamentable. Yo creo que sólo hubo una verdadera 'Primavera Árabe' la de Túnez, y la democracia surgida aún es muy débil y por eso el mundo debería volcarse en ayudar a este país."


Tal parece que la pacificación no se conseguiría con la simple salida de Bashar Al Assad de Siria,  ¿cómo lograr una paz duradera en la región?

"¿Pacificación? En el sentido de neutralizar esta amenaza me parece que no es algo que podamos ver en un horizonte cercano... hemos de tomar conciencia que este fenómeno va a requerir mucho tiempo, porque no es algo que se circunscriba a un escenario bélico concreto. Podemos aspirar a la eliminación de este peligro terrorista elaborando una respuesta compleja en el sentido que antes mencionaba. Es un fenómeno multidimensional y eso exige una respuesta adecuada".


Hay quien interpreta lo de Siria e Irak como una lucha intestina entre suníes y chiíes otros como una guerra entre potencias con marcados intereses en la región, ¿quién tiene la razón?

"Ese es uno de los componentes que puede explicar parte de este escenario que estamos viviendo, pero en el pasado hemos visto como terroristas de etiología chií y suní se han unido cuando han perfilado un enemigo común."




La distancia táctica del presidente  de Estados Unidos, Barack Obama, para no entrar de lleno en apoyar a Francia responde únicamente a su ambiente preelectoral o considera que hay más mar de fondo...

"Estados Unidos debe sentir mucha vergüenza por la guerra de 2003 que está muy vinculada a la situación que hoy vivimos. Una guerra en la que no consiguió más que abrir Irak al terrorismo yihadista. Una guerra en la que murieron miles de personas y que fue justificada por tres líderes como Bush, Blair y Aznar en mentiras de grueso calibre. Blair ha pedido disculpas, Estados Unidos con sutilezas pero ha reconocido que aquella guerra fue justificada en mentiras, pero allí tiene a José María Aznar que aún hoy reivindica lo de 2003 como si fuese algo aceptable. Aquel pecado, aquella ominosa guerra, hoy frena una lícita acción multinacional. El mundo está actuando de tal manera que  con su respuesta está dando una victoria argumental a los terroristas."


¿Usted como especialista en la materia cree  que terminaremos viendo a la OTAN apoyando a Francia?
"En mi opinión veremos  tropas internacionales actuando en tierra."


Hay unos países geoestratégicamente más sensibles que otros de ser blancos de nuevos atentados por parte del ISIS...

"En Europa, la amenaza se mantiene sobre Francia, Bélgica, Italia, España y Gran Bretaña, sin descartar cualquier otro lugar en acciones de lo que se llama lobo solitario. Estados Unidos será escenario de ataques o por lo menos lo intentarán." 



Nuestro futuro inmediato será de menos libertades en pro de la seguridad... menos Estado civil, ¿y más Estado militar?

"Si fuese así, como consecuencia de los atentados terroristas, entonces le habremos entregado un triunfo más a los propios terroristas."

No hay comentarios:

Publicar un comentario