Página de contenido económico

martes, 8 de marzo de 2016

Rajoy, ¿su última Semana Santa en Moncloa?



¿Realidad o intuición? ¿Se abrirá el melón en el PP? Esto es política cambiante cortoplacista, va de minuto a minuto manteniendo ardientes todas las parrillas. Albert Rivera, líder de Ciudadanos,  empieza a dar señales, un cierto atisbo de probabilidades de pacto con el PP, siempre y cuando no esté Rajoy de por medio.

La gran paradoja de Ciudadanos podría quedar resuelta con la salida lateral del mandatario en funciones y entonces decidirse a apoyar a su lindero más natural y colindante. Al presidente Rajoy le siguen estallando todas las granadas en la mano:  Pedro Sánchez le sigue negando el apoyo es más casi hasta la  palabra. Hay odio insuperable. Y Rivera le rechaza significativamente.

La encrucijada es que el presidente de la recuperación, al que le tocó realizar toda la tarea sucia de reconducir el desastre económico apretándole además el cinturón a los españoles, el que evitó junto con sus estrategas la intervención directa sobre de España... ese que ayer mismo enarbolaba todos estos  logros tenga que dar un paso atrás para verdaderamente destrabar el empantanamiento político.

El Rey Felipe VI con su decisión (inteligente) de dejar que se entiendan entre ellos le ha metido una verdadera y nada sutil presión porque o lo destraban o lo destraban o prepárense compadres para el castigo en las urnas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario