Página de contenido económico

miércoles, 1 de junio de 2016

MÉXICO Y EL DRAGÓN








POR LA ESPIRAL 
Claudia Luna Palencia
@claudialunapale


-México  y el dragón

Para Delia Paredes, directora de Estudios Económicos de Grupo Financiero Banorte, el ansiado posicionamiento de China en el mundo tiene un componente geopolítico y Estados Unidos busca contrarrestarlo a golpe de crear bloques y asociaciones privilegiadas. 

Pero además de lo geopolítico como explica Paredes, en América Latina está una especie de triángulo amargo entre Estados Unidos, México y China; el metamercado de ambos  países emergentes es el de la masa de los consumidores de la Unión Americana.

-Constituyéndose China en América Latina en un actor tan relevante como para desplazar  a Estados Unidos, ¿cómo se ve el intríngulis entre EUA-China y México?

-"La economía mexicana  está más cerca de Estados Unidos (que se está acelerando) y más lejos de China. De hecho, hasta ahora China lo que ha hecho es competir por el mercado norteamericano. Yo creo que esto es difícil de cambiar en el mediano plazo, incluso muchas inversiones, particularmente en el sector automotriz -de empresas japonesas, europeas y americanas- tienen como objetivo servir al mercado americano".

Cabe señalar que China es el cuarto socio comercial de México: en 2014 el 2% de las exportaciones de México tuvieron a China como destino y el 17% del total de importaciones del país provinieron de dicho país.

La mayoría de las exportaciones, en términos de valor agregado, mexicanas a China se concentran en las industrias de nivel tecnológico medio-alto y alto (40%) y en la minería (30%). 

La mayoría de las importaciones, en términos de valor agregado, de China provienen de industrias de nivel tecnológico medio-alto y alto (67%). En particular, el 75% de las importaciones mexicanas de China fueron insumos intermedios, mientras que el 11% fueron bienes de capital.
A COLACIÓN
Adicionalmente tanto Colombia, Costa Rica y México están más integrados con Estados Unidos.  Y hasta cierto punto, con la Unión Europea.  Aunque eso sí, China y México, mantienen una tradicional competencia -como emergentes- por la disputa de las preferencias en Estados Unidos tanto en términos comparativos como competitivos.

Así, en 2002, China superó la participación de México en las importaciones manufactureras estadounidenses y, desde 2004, la proporción de China en dichas importaciones es más elevada que la de toda la región.

En el caso de México, los artículos más amenazados en el mercado estadounidense son los equipos electrónicos y los textiles. Las exportaciones mexicanas de dichos artículos han seguido la misma tendencia que las chinas, no obstante, la competitividad relativa de México ha disminuido. 

Por el lado de las cifras comerciales, buena parte del déficit comercial de la región con China obedece al déficit sostenido  por México. La región en conjunto registra un superávit comercial creciente con China en productos primarios y manufacturas basadas en recursos naturales. En cambio, la región y todas sus subregiones exhiben un déficit comercial  con China en el comercio de las demás manufacturas.

Le preguntamos a Paredes qué tan relevante es la relación comercial de China para México: "No mucho, la relación comercial de México con China y viceversa no es significativa", agrega la experta.

-¿Qué tanto han afectado los  proyectos chinos truncados con México y  variables tales como la corrupción?
"Desde luego la corrupción es un tema común no sólo para China. En otros casos muchas inversiones de todas formas se han hecho porque siguen siendo rentables incorporando los costos de la corrupción e inclusive la inseguridad."

Ahora bien para la directora de Estudios Económicos de Banorte, de llegar Donald Trump a la Presidencia de Estados Unidos, ella considera que no serían trastocadas las relaciones comerciales del TLCAN ni mucho menos se favorecería a China. 

"No creo que esté en los intereses de Estados Unidos reducir su relación con México, sobre todo a la luz del posicionamiento de China. Alrededor de 600 mil puestos de trabajo en Estados Unidos dependen de la relación con México", advierte. 

Si bien los tiempos son cambiantes y el futuro es siempre una variable repleta de incógnitas, China ha dejado de ser una duda para convertirse en una certeza...un competidor tozudo, raudo y veloz en la aldea global.  Y como también decía Confucio "si ya sabes lo que tienes que hacer y no lo haces entonces estás peor que antes."








No hay comentarios:

Publicar un comentario