Página de contenido económico

lunes, 22 de agosto de 2016

¿EL COLAPSO DE LA EUROZONA?






POR LA ESPIRAL
Claudia Luna Palencia
@claudialunapale


-¿El colapso de la eurozona?


Si lo dice Alan Greenspan entonces hay que estar precavidos, el gurú de los banqueros centrales augura que Estados Unidos recuperará sus tasas de interés alcistas casi vertiginosamente. 

El ex presidente de la Reserva Federal (de 1987 a a 2006)  siempre reticente a la declaración facilona para evitar una marejada financiera ante una mala interpretación de las señales, esta vez se pronuncia en exclusiva a Bloomberg Radio.

Para el nonagenario el camino de la política monetaria estadounidense pasa por recuperar el poderío alcista en sus tasas de interés y dotarles de nuevo brío a los Treasury Bonds, acaso los instrumentos de inversión más confiables del mercado internacional. 

Lo que no se atreve a aventurar es cuándo acontecerá de manera liminar si antes o después de las elecciones presidenciales del próximo 8 de noviembre con Hillary Clinton, como candidata de los demócratas y  Donald Trump por los republicanos. 

Aunque muy posiblemente Janet Yellen, la titular de la FED, no haga nada al respecto en la reunión del 20 y 21 de septiembre cuando el banco central analice los datos macroeconómicos internos y el contexto internacional.

En mi opinión, Yellen aguardará a que se disipe la bruma electoral, a despejar las incógnitas del rumbo político de la  todavía nación más poderosa del planeta. 
A COLACIÓN
No es que Greenspan confirme la escalada alcista en los tipos estadounidenses que los propios mercados internacionales vienen descontando desde hace más de un año lo que a mí me llama poderosamente la atención, es su predicción sobre el colapso de la eurozona "se va a romper".

El mítico economista no es el primer agorero en la materia, se suma a otras voces curiosamente todas norteamericanas, que dan por enterrada la unión monetaria europea que tanto esfuerzo ha costado construir creando además para tal cometido, un megabanco central como lo es el Banco Central Europeo (BCE).

Paul Krugman  es  igualmente otro zopilote planeando en los huesos del euro esperando que sean cadáver para decir "ya ven se los dijimos" e igualmente para subrayar que Milton Friedman tenía razón al respecto de las zonas monetarias óptimas y sus múltiples debilidades por lo que el remedio pasa por no crearlas. 

Todo lo contrario a Robert Mundell mentor del euro. Ambos condecorados con el Nobel de Economía mantenían posiciones equidistantes al respecto del papel de la política monetaria y fundamentalmente mientras Friedman sostenía el dolarcentrismo, Mundell argumentaba la amplia y necesaria diversificación del mundo monetario sobre todo del resultante tras Bretton Woods. 

Un punto interesante es que Greenspan prevé la ruptura de la eurozona que no significa lo mismo que sea el final del euro y es que les guste o no a los estadounidenses con sus constantes piedrecillas en el tejado europeo (esperando derrumbarlo con obstinación) hoy por hoy el euro es una divisa internacional, moneda de cambio, de atesoramiento, etc; precisamente muchos bancos centrales del orbe mantienen una parte de sus reservas monetarias en euros.

Hay más ventajas que desventajas en permanecer adentro del club del euro pero es que cierta gente pretende pasar por alto que toda  integración guarda desafíos y  sendos esfuerzos no es fácil...pero la recompensa vale la pena. 

Esto es como un matrimonio, sea o no una boda por amor o conveniencia, pero los países que piden ingresar a la eurozona deben sujetarse a una serie de condicionantes y cambios en su política monetaria pasando por someterse en buena medida a los designios del BCE. 

Ahora mismo existe una ristra de países haciendo cola para ser aceptados en la eurozona estoy hablando de: Rumania, Bulgaria, Polonia, República Checa, Croacia, Hungría y Suecia. 

La eurozona fundada en 1999 por once países europeos ostenta a la fecha 19 miembros. Concedo razón en que lo de Grecia -ese runrún- abrió un cisma confrontando voces; unas a favor de su salida del euro y otras reticentes a abrir grietas en el conglomerado.

En lo personal me queda claro que tanto la UE, como la eurozona, tienen sendos enemigos adentro y afuera parece que hay un complot por minar por todos los flancos al muégano europeo. 








No hay comentarios:

Publicar un comentario