Página de contenido económico

viernes, 4 de noviembre de 2016

EL BALANCÍN





                                   POR LA ESPIRAL
                       Claudia Luna Palencia
                                   @claudialunapale




-El balancín





            El oro arriba, los petroprecios abajo, el dólar sube a las nubes, las plazas bursátiles tiemblan nerviosas tiñéndose de rojo y la incertidumbre no logra evaporarse: el efecto Donald Trump se expande como un globo aerostático.

            Como si el Brexit no hubiese colado suficiente inestabilidad en los mercados financieros abriendo la ventana de qué pasará después, la cuenta atrás para la ineludible cita electoral en Estados Unidos está provocando lo no visto ante un cambio de Gobierno en un país ajeno.

            La aversión, término socorrido en el mundillo financiero y el argot económico menos sutil para denotar que algo provoca una especie de repulsa por la que merece tomarse una enorme precaución, ha encontrado en la figura del candidato republicano su representación más corpórea; y es que cuando hablamos de la aversión al riesgo no tenemos forma de cómo materializarla más que señalando con el dedo cuando cae uno que otro mercado.

            Trump ha logrado hasta lo más increíble como que 27 premios Nobel de Economía se unieran todos juntos en una carta explicando el por qué sería un auténtico desastre para la economía americana (y mundial) que él llegase a la Casa Blanca.
            Quedaron conjuntados en un extenso prólogo que sumó a toda clase de economistas con ideas antagonistas desde liberales, ortodoxos hasta impulsores del Estado como eje rector. Simplemente se llama “aversión a Trump”.

        Por todas partes en Europa sus cámaras empresariales y las corredurías ligadas a fondos de inversión y toma de decisiones en portafolios financieros llevan tiempo organizando sendos foros de análisis tratando de aventurar qué pasaría con el triunfo de Trump o bien de Hillary  Clinton.

            Yo al menos hasta el momento no había encontrado a un solo defensor del candidato republicano en suelo europeo, hasta que The Telegraph en su edición de ayer jueves  3 de noviembre, difundió una entrevista  a David Richards ex jefe del Estado Mayor de la Defensa del Reino Unido; el general de forma muy puntual aseveró que el candidato republicano “puede revigorizar las relaciones con Rusia”.
            Y además “Trump puede hacer que el mundo sea mucho más seguro todo lo contrario a lo que se cree”, defendió este militar que en 2001 participó al frente de las tropas británicas aliadas de Estados Unidos en la invasión de Afganistán.

            Pero mientras la mayoría espera que llegue al poder el menos malo de los dos –Clinton o Trump- Barclays, el gigante financiero británico advirtió en un informe enviado a sus inversionistas que una victoria del magnate provocará una corrección de entre el 11% al 13% en el Standard & Poor´s 500, uno de los indicadores esenciales de Wall Street.
            El temido efecto dominó en los mercados bursátiles va advirtiéndose como en su momento sucedió con la consumación del Brexit y no se salva desde luego el mercado cambiario. Cuando pasan este tipo de acontecimientos los inversores vociferan ¡venta, venta, venta! y buscan valores refugio, resguardos seguros, los de siempre como el oro y la plata.
A COLACIÓN
            El miedo está en las portadas de los principales  periódicos europeos: en España, El Mundo tituló “los mercados tiemblan ante la remontada final de Trump y señaló que la batalla por el voto latino se vuelca en Florida; el ABC llevó en interiores “la remontada de Trump tambalea las bolsas y sube el precio del oro” el periódico recogió el informe de Barclays que ya he mencionado; por su  parte La Razón enfatizó “pánico a Trump” mientras El País puntualizó “inquietud mundial por el resultado electoral en Estados Unidos” e hizo alusión a que ambos candidatos se han acercado en los sondeos lo que mantiene la tensión en la campaña. El medio impreso español tiene el hashtag #EuropeGoesUS.

            En Francia (que además están en primarias con varios precandidatos dispuestos a  competir para llegar a  las elecciones presidenciales en 2017) el diario Le Monde hizo eco de una entrevista al líder del Ku Kux Klan que se dice abiertamente simpatizante de Trump y sus ideas supremacistas a favor de los blancos; aunque refiere que no tiene contacto con el magnate.

            En Gran Bretaña además de la consulta a The Telegraph, el Financial Times desmenuzó el acercamiento en las encuestas entre ambos candidatos que en los últimos días se han enfocado a disputarse Carolina del Norte. También abordó  el golpe certero que está padeciendo el peso mexicano. Los alemanes Suddeustche Zeitung y el Bild (cada uno con su particular tono,  el segundo  sensacionalista) repasaron que la volatilidad está colándose en los mercados financieros mientras Trump eleva su tono sarcástico.

            Sea como sea, de norte a sur o de este a oeste, no nada más en Europa sino en todo el globo terráqueo el resultado de las elecciones estadounidenses mantiene preocupados –como nunca antes- a muchas personas que consideran casi mayoritariamente que no nada más se juega el destino de Estados Unidos sino el de toda la aldea global. A ver si no es un despeñadero…






No hay comentarios:

Publicar un comentario