Página de contenido económico

jueves, 12 de enero de 2017

LA ERA TRUMP CRÓNICA DE UN DESASTRE ANUNCIADO









1.- Primero que nada estaría bien recordar a los lectores quien es Donald Trump, de dónde viene, a qué partido pertenece y como es que llegó a ser candidato para la presidencia de los Estados Unidos.

Respuesta Luna Palencia: “Donald John Trump tiene su origen familiar gracias a que su madre escocesa emigró a Estados Unidos y años más tarde se casó con  Fred Trump un norteamericano  ligado con el negocio inmobiliario.
Los pininos empresariales de Trump sucedieron en el negocio familiar; él está titulado en Economía y Antropología por la Escuela de Negocios de Wharton.
Ha sido su polifacética imagen la que le ha llevado a amasar una fortuna que por mucho tiempo le ha ubicado como un destacado empresario de los negocios inmobiliarios; aunque también Trump de 70 años ha tocado otros ámbitos como la tele-espectáculo dirigiendo The Apprentice  (desde 2004)  un reality donde diversos jóvenes deben superar desafíos y demostrar que tienen talento, sagacidad y voracidad para destacar en el competido mundillo de los negocios y ponerse al frente de un proyecto para Trump.
El magnate que nació en Queens también ha sido dueño de la organización y marca de Miss Universo, Miss USA y Miss Teen USA.  El 11 de septiembre de 2015 decidió comprar al completo los derechos de Miss Universo y sorpresivamente tres días después lo vendió a la empresa WME/IMG justo cuando anunciaba sus intenciones de buscar la candidatura republicana para ser Presidente de Estados Unidos; algo que en ese momento todos tomábamos a broma.
Trump digamos que le gusta el espectáculo durante los años  de matrimonio con Ivanka Trump juntos ocuparon sendas portadas de revistas y su presencia era frecuente en el papel cuché.
Además mundialmente es famoso por ser dueño del rascacielo Trump Tower aunque también posee otros edificios singulares y tiene numerosas inversiones en activos tangibles e intangibles así como en juegos de azar.
¿Cuán rico es? La Comisión Federal Electoral le obligó como precandidato a presentar su situación financiera y él declaró un patrimonio por 10 mil millones de dólares que curiosamente Forbes tachó de sobreexagerado dado que consideraba que su caudal estimado no sobrepasaba los 4 mil 500 millones de dólares. No se sabe cuál es su estrategia de anunciarse como demasiadamente rico sin serlo del todo a cabalidad.
De hecho en plena campaña el New York Times reveló un posible fraude fiscal por parte de Trump perpetrado desde 1995 cuando entonces declaró pérdidas por 916 millones de dólares ante Hacienda. Ya veremos cómo desarrolla toda esta trama.
En la política siempre ha estado ligado a ella, de hecho, varias veces intentó ser candidato a la Presidencia por el bando republicano pero fracasó en 1988, 2004 y 2011; pretendió obtener la candidatura republicana para gobernar Nueva York  en 2006 y 2014 pero tampoco las consiguió.
Desde 2011 se ha constituido en un férreo oponente y crítico del presidente Barack Obama cuestionándolo varias veces en público desde su origen hasta sus estudios.
Apoyó con dinero a Mitt Romney el candidato presidencial que perdió contra Obama cuando éste consiguió la reelección.
Trump al ser un personaje mediático goza de mucha popularidad al interior de Estados Unidos  y lo  mismo se le ama que se le odia provoca los dos polos opuestos.
Encontró un recoveco buscando la precandidatura para la Presidencia por parte del Partido Republicano  compitiendo contra otros 15 aspirantes, desde junio de 2015. Ha sido su discurso del miedo, de agitación, de recuperar lo local, lo nacional; de enarbolar la bandera de las amenazas externas y del rechazo a lo extranjero lo que ha calado en una parte del sector estadounidense golpeado por la crisis económica y que culpa al extranjero y a lo extranjero”.





2.- ¿Cuáles son sus propuestas relacionadas con México? ¿Son buenas o no?.
Respuesta Luna Palencia: “Fundamentalmente tenemos  una retahíla de ideas  vagas pero muy preocupantes al menos para  el futuro de las relaciones de México con Estados Unidos en caso de que Trump se convirtiese en el próximo inquilino de la Casa Blanca para los próximos 4 años.
Ya como  precandidato utilizó un discurso incendiario primero con la ridícula idea de amurallar toda la frontera que se comparte con México estamos hablando de tres mil 185 kilómetros, la décima frontera más extensa del mundo; y segundo, quiere que los mexicanos paguemos por la valla fronteriza.
Su objetivo contra la inmigración ilegal es para él prioritario, de hecho, es uno de los puntos focales que más adeptos le han ganado en estos meses y que lo han llevado a ser el candidato republicano. Pretende expulsar de facto a más de 10 millones de ilegales y hacer que vuelvan a entrar a Estados Unidos como legales, esto es, después de que tengan un contrato formal para trabajar en la Unión Americana.  En cuanto a la economía,  parte de su retórica descansa en devolverle el poder al estadounidense de a pie al de “verdad”  y al castigado porque un extranjero le ha quitado el trabajo y las oportunidades de vida o porque gracias a un ilegal ha aumentado la inseguridad; argumenta que los productores locales, su protección como oferentes, está por encima de las leyes del mercado y de los acuerdos comerciales. Y allí Trump ha sido enfático en señalar que muy seguramente echaría por tierra el NAFTA-TLCAN un acuerdo que entró en vigor el primero de enero de 1994 y que forma un tripartito comercial con Estados Unidos, México y Canadá y que según Trump hay que deshacer para que “su América” vuelva a florecer al ras del proteccionismo más ramplón.  Pero en sí en su mentalidad también piensa sancionar a China con más aranceles y desde luego los europeos verían por perdido el TTIP en caso de que él ganase.
No veo ninguna buena propuesta en materia de relaciones bilaterales ni multilaterales lo que él propone a una ciudadanía enojada por la crisis de las subprime es recuperar el brillo americano cerrándose como ostras.  Recordemos que su eslogan de campaña es “Make América Great Again”.
Con Trump como presidente desde luego no avizoro un rompimiento de las relaciones con México pero sí cuatro difíciles años en los que para el ingenio del mexicano una valla no le servirá de nada para detenerse; pero si se corre el riesgo de que se recrudezcan las deportaciones, sucedan más violaciones a los derechos humanos, se sancione a los empresarios que contraten a ilegales y para el país sería pésimo que su principal mercado dejara de tener la cláusula del libre comercio para regresar otra vez a las décadas de tasas arancelarias”.

3.- ¿Que percepción se tiene del candidato en México?
Respuesta Luna Palencia: “La percepción que se tiene de él en México es que un xenófobo, agitador de masas, un orador improvisado capaz de abrir la boca y decir una metralleta de sandeces; eso lo hace peligroso porque no sabemos cuánto de lo que dice puede, en la práctica, llevarse a cabo sin que las propias resistencias internas en Estados Unidos lo impidan.
También se le señala de fascista y populista quizá por ello resulta tan chocante su postura; un magnate queriendo exentar del pago de impuestos a los salarios más bajos, por ejemplo.  Trump se ha equivocado de tiempo político y de país su oratoria del miedo encaja en la Alemania de 1914 o de 1939”.




4.- ¿Qué ventajas o desventajas hay para el país en caso de ganar la presidencia en materia económica y otros rubros?

“Para la economista Luna Palencia, de ganar Trump, México en los próximos años tendría que redoblar sus esfuerzos diplomáticos a fin de evitar, junto con Canadá, que primeramente Estados Unidos abandonase el NAFTA-TLCAN; romper un acuerdo de tantos años y con beneficios para todos sus miembros no es imposible, lo estamos viendo con Gran Bretaña y la consumación del Brexit, ahora su primera ministra May anuncia que iniciaran el proceso de divorcio con la UE a partir de marzo de 2017.
Insisto México tendría que hacer significativos esfuerzos a través de su cancillería para evitar la salida de Estados Unidos; segundo, dentro del corolario apocalíptico del empresario está una vuelta al proteccionismo eso obviamente dificultaría también las relaciones económicas del otro  lado de la frontera para México, su vecino del norte es su mercado natural; ese metamercado es el receptáculo del 82% de las exportaciones mexicanas, exportaciones que son sobre todo de bienes, mercancías y servicios no petroleros. El año pasado México exportó 380 mil 772 millones de dólares e importó 395 mil 232 millones de dólares.
Para el país azteca sus vasos comunicantes son con la nación norteamericana y cualquier cambio de estrategia comercial, fiscal, monetaria o de endurecimiento arancelario que ponga en práctica Estados Unidos al país le afecta porque somos dependientes, tenemos una economía bastante dolarizada además de todo.
Las mayores desventajas que yo le veo es que si con Trump se endurece todo esto a México le costará más caro realizar sus relaciones comerciales y económicas con el vecino y eso terminará golpeando los costos de producción de los empresarios”.



5.- ¿Podría generar rupturas a la economía del país en caso de ganar la presidencia?
Respuesta Luna Palencia: Imagínate que te peleas con quién te tiene agarrado del cuello y te lo puede torcer en cualquier momento; yo creo que hay que ser inteligentes, hábiles y muy diplomáticos. Si Hitler y Stalin se entendieron para tratar en  los prolegómenos de la Segunda Guerra Mundial para ir juntos por Europa y repartírsela; aunque después el dictador alemán desconfió de Stalin y rompieron el acuerdo,  eso implica que en política  todo se puede arreglar con diplomacia es cuestión de ver ya en el papel, llegado el caso, qué es lo que realmente es factible o no de hacer. También en el acuerdo está Canadá. Si los estrategas políticos mexicanos son avezados pueden, en determinado momento, buscarle el precio a Trump.  Pero si nos ponemos como el puercoespín entonces podríamos hacernos harakiri.”


6.- ¿Qué pudiéramos esperar de este candidato?

“En opinión de la columnista y periodista michoacana, el problema es que Trump abre la boca y suelta una alharaca rupturista, xenófoba,  machista y retrógrada que los propios expertos y asesores no saben bien a bien si tomarse todo eso en serio. Segundo, todo candidato  habla y promete pero luego cuando llega al poder, el propio establishment lo encorseta es decir las mismas resistencias de las fuerzas del Estado, de la economía y los enormes intereses empresariales se convierten en una polea de resistencia.  Con Trump hay tal nivel de incertidumbre que estamos viendo la presión que tenemos en el peso respecto al dólar, toda está burbuja que ha devaluado a  la moneda mexicana no es otra cosa que incertidumbre política hacia el resultado en  la Casa Blanca.  Hasta China y Japón, por ejemplo, llevan meses vendiendo sus bonos de deuda estadounidenses y comprando a cambio oro porque la misma incertidumbre y las expectativas acerca de que él puede alzarse con la victoria para estos dos países implica desconfianza… nadie se fía de él”.


7.-¿Qué pasaría en caso de que ganara la presidencia con el NAFTA, TLCAN y el nuevo TPP que aún no entra en vigor ya que  varios países lo han ratificado, salvo Estados Unidos?
Respuesta Luna Palencia: “A mí en lo personal me preocupa mucho la falta de visión en México para adelantarse a los tiempos, vivimos en medio de cambios profundos en lo geopolítico y lo geoeconómico no podemos quedarnos únicamente conformes con sobrerreaccionar.
Tenemos 22 años con el tratado del libre comercio con Estados Unidos y Canadá en vigor,  en esas poco más de dos décadas han pasado cosas muy interesantes e importantes para México pasamos de tener un balanza comercial petrolizada esto es dependiente de las exportaciones petroleras a despetrolizarla gracias al tratado y eso detonó las manufacturas,  la producción con valor agregado y creó muchos otros subsectores industriales y de servicios; la maquila ha sido fuente de empleo en el país.
México con el tratado despetrolizó su balanza comercial  por ejemplo el año pasado del total de lo que exportamos por 380 mil 772 millones de dólares, de esa cantidad, vendimos 357 mil 340 millones de dólares de bienes no petroleros; el resto fueron petróleo y sus derivados.
Pero también cuando estás en un acuerdo comercial de tal envergadura no sólo te beneficias de las exenciones arancelarias sino que debes cumplir con cláusulas ambientales y otras normas.
Yo tengo la percepción de que ya sea con Trump o con Hillary el TLCAN podría entrar en una fase de revisión, de alguna manera de readecuarlo a la realidad del siglo XXI las condicionantes internacionales, bilaterales y multilaterales imperantes en el momento de la firma del acuerdo ya no lo son más.
Con Trump él no propone en su verborrea una revisión sino darlo por finiquitado; con Hillary ella estaría a favor de readecuarlo de darle un nuevo impulso hay que tomar en cuenta que tenemos un acuerdo horizontal está perdiendo impulso, competitividad, en estos momentos a los productores y exportadores mexicanos les está afectando  muchísimo pasar de costos de producción de 15 pesos por dólar a 20 pesos por dólar. Eso se traduce en un recorte de costos fijos que termina dejando desempleados para compensar la pérdida cambiaria.
Recordemos que los estadounidenses siguen usando la baza de que en México no se respetan las normas ambientales ni ecológicas.
Y me parece que por el lado azteca en caso de ganar Hillary deberían buscar un panel tripartito junto con Canadá para intentar una mayor integración de tal forma que los beneficios no nada más queden en lo comercial.  Llegar incluso a plantearse si no es más conveniente tener al dólar como moneda en lugar del peso, es decir, abrir el melón para un debate con Estados Unidos y Canadá.
Por otro lado, me parece que esta singular campaña electoral en Estados Unidos en la que votarán 27 millones de latinos debe ser una experiencia de cara al futuro inmediato de la que México tiene que salir  adelante con varias premisas aprendidas: Tenemos 15 tratados comerciales  firmados con 45 países pero dependemos al 82% con el vecino del norte es una revelación de que no se ha sabido potenciar en la práctica las relaciones con  otros países.  Así es que diversificamos o seguiremos a expensas de la política norteamericana y de que algún día llegue un Trump a la Presidencia.
Segundo, hay un auge de políticas populistas, los partidos de extrema derecha y de extrema izquierda en Europa enarbolan la bandera de la ruptura, del euroescepticismo, de la eurofobia y van planteando a diestra y siniestra referéndums para emular a Gran Bretaña  para salir de la Unión Europea, del euro y romper el bloque.
¿Esto va a terminar? No, el meollo es que esto puede ir en ascenso porque repito hay mucha gente de clase media que ha perdido en  la gran crisis de los últimos ocho años y cree que rescatando sus valores y cerrándose a lo extranjero volverán a sus mejores años.
Así es que México deberá tener la inteligencia de prepararse cuando algo así suceda en Estados Unidos y que no le tome desprevenido. Nos olvidamos de los árabes, de los rusos, de los africanos, de  la India que ofrecen mercados potenciales. Hay que diversificar ya.

Trump advierte que si llega a gobernar le pondrá aranceles a los productos chinos y recrudecerá su política comercial con China curioso porque ha sido la fuerza de este gigante lo que ha desplazado la pangea comercial hacia Asia como punto focal.
Es inentendible pretender regresar al siglo XVIII en materia comercial nada más hacen falta los galeones dándose de cañonazos por la apropiación de las rutas comerciales marítimas.
Por eso es que Trump y su lenguaje resultan además de soeces harto chocantes porque pretende enemistarse hasta con China, de acuerdo con el Fondo Monetario Internacional (FMI) en 2015, por el método de la paridad de poder de compra China superó a Estados Unidos como la mayor economía del mundo con 18 billones 975 mil 871 millones de dólares; Estados Unidos se quedó en segundo sitio con 18 billones 124 mil 731 millones de dólares y la India en tercer puesto con 7 billones 996 mil 623 millones de dólares. México con ese baremo se ubicó como la onceava economía del mundo con 2 billones 224 mil 313 millones de dólares”.

Además a juicio de Luna Palencia,  qué pasará con el  Acuerdo Transpacífico de Cooperación Económica (TTP) para el presidente Obama se convirtió en uno de sus principales cometidos básicamente para crear un gran contrapeso comercial contra China. El TTP fue firmado  el 4 de febrero pasado por todos los doce países miembros (Australia, Brunéi, Canadá, Chile, Estados Unidos, Japón, Malasia, México, Nueva Zelanda, Perú, Singapur y Vietnam) es un mercado potencial importante que podría movilizar 100 mil millones de dólares representa el 40% del PIB mundial.
“Es tan reciente que ignoramos también si Trump también llegase a desconocerlo pero repito para eso están las Cámaras de representantes, los legisladores es una democracia no una dictadura. Hay filtros antes de consumar locuras”.






8.- ¿qué pasaría también con el tema de las remesas, dado que México depende de este ingreso de los migrantes?
De acuerdo con Luna Palencia que recién terminó de escribir su tercer libro y espera publicarlo lo más pronto posible, el tema sigue teniendo una tesitura delicada dado el enorme potencial de las remesas que envían los paisanos desde el otro lado de la frontera para sus familiares que dejaron en México.
Primero es relevante señalar que año con año la política migratoria estadounidense recrudece y eso implica que muchos inmigrantes ilegales no puedan enviar sus dolaritos a sus familiares.
Con el presidente Obama estamos viendo deportaciones, expulsiones y realmente es cada vez más complicado pasar como ilegales del otro lado.  De hecho en toda la era Obama desde que llegó al poder en 2008, México ha visto reducir el flujo de remesas mismo que logró su pico más alto en 2007 cuando llegaron al país flujos por 26 mil 058.8 millones de dólares.
Las remesas desde entonces han ido bajando fiel reflejo de dos circunstancias: la persecución del inmigrante ilegal, el incremento de deportaciones y expulsiones en caliente; la cercanía a la tasa cero de emigración y las sendas dificultades en los servicios financieros norteamericanos para que un sin papeles envíe su dinerito a casa.
El año pasado el flujo de remesas que entró a México fue de 24 mil 771 millones de dólares sigue siendo uno de los principales motores de ingresos para la economía mexicana.
Y hay estados en que es un oxígeno vital, tenemos que Michoacán desplazó a Guanajuato como principal entidad captadora de remesas en 2015 ingresaron 2 mil 530.5 millones de dólares a Michoacán. Para que tengamos una idea de su relevancia esencial, de su peso específico, el presupuesto de Michoacán del gobierno de Silvano Aureoles en 2015 fue por 57 mil 800 millones de pesos si multiplicamos el flujo de remesas de dicho año tomando como referencia un tipo de cambio de 20 pesos por dólar encontramos la realidad nuestra de cada día: las remesas son casi equivalentes al presupuesto de la entidad estamos hablando de 50 mil 610 millones de pesos.

Así es que si con Obama hemos experimentado dicha situación en cuanto a los inmigrantes y las remesas muy seguramente con Trump empeorará.


Claudia Luna Palencia

Economista, periodista y escritora nacida en Uruapan, Michoacán un 19 de febrero. Tiene dos libros con RandomHouse Mondadori y acaba de terminar su nuevo libro titulado “El club de la naftalina” que espera publicar en breve. Ha dictado conferencias sobre de economía y periodismo económico.

No hay comentarios:

Publicar un comentario